martes, julio 20, 2010

Jornal do Brasil, ¿el principio del fin de los medios impresos?


La noticia de que el periódico brasileño Jornal do Brasil dejará de publicarse como periódico impreso a partir del 1 de septiembre y que en adelante se publicará sólo en internet, a un costo de 5,50 dólares mensuales de suscripción, despierta varias inquietudes en el sector editorial.

Si bien es cierto que la tendencia se veía venir desde hace varios años, y que varios sectores también lo ven desde una perspectiva positiva (por una aparente reducción en la explotación de recursos forestales para obtener papel), tampoco pueden dejarse de lado factores como los inminentes despidos que estas acciones implicarían, además de otros efectos psicológicos. Otro punto relevante es también el acceso a internet, que en el mejor de los casos en nuestro país todavía no cubre al 50% de la población, lo que generaría un acceso limitado a la información que los nuevos diarios electrónicos ofrecerían.

Retomando el punto de "un periódico más ecológico", esto tampoco sería muy cierto, ya que la elaboración de más computadoras repercutiría en la mayor explotación de otros recursos no forestales y que no son biodegradables, como plásticos y minerales como el platino, el cobre y estaño, importantes en la industria electrónica.

Sin embargo, las verdaderas razones que motivan este cambio siguen siendo económicas. En el caso de Jornal do Brasil, el periódico mantenía una deuda de 55 millones de dólares, según informó su dueño, Nelson Tanure, quien junto a su directorio ha apostado por continuar con la publicación en el formato de internet, cuya efectividad también es altamente cuestionada, sobre todo si se toma en cuenta la piratería informática, la distribución descontrolada de contenidos sin algún tipo de licencia comercial y las violaciones a los derechos de autor.

En la actualidad, cualquier persona puede publicar desde un artículo alojado en una página web corporativa mayor, hasta un blog personal que en muchas ocasiones supera en visitas a algunos medios de comunicación considerados grandes. ¿Pasará lo mismo en nuestro país? ¿Podrán nuestros periódicos mantenerse en el mercado y a disposición del público? Eso dependerá de como sus dueños y las autoridades en comunicación decidan actuar.

1 comentario:

zyrkero dijo...

No hay como, luego en que nos envuelven la carne... y con que nos limpiamos la boca despues del mote... y en las gasolineras donde no hay papel... Ya los quiero ver haciendo eso con una portatil XD