viernes, diciembre 08, 2017

30 años del concierto de Hombres G e Ilegales en Quito


Era 1987; mi padre había fallecido, aunque pensaba que se hizo piloto pues todos decían que se había ido al cielo; gobernaba el país León Febres-Cordero, quien ese año fue secuestrado y muchos, dicen que lloró como una nena chica, aunque un año atrás fungía como sheriff del tercer mundo enfrentando a los Alfaro Vive. Hubo un terremoto en el Oriente, que recuerdo como un temblor en la casa de mis tíos en Chillogallo; la URSS todavía existía, aunque ya venida a menos, así como Cuba, y mientras mi madre nos sacaba adelante siendo niños, los adolescentes y adultos acudieron a uno de los conciertos más míticos en nuestra ciudad: el show de llegales -los chicos malos- y Hombres G -los buenos. Algo así como nuestra versión criolla y más realista posible de los Rolling Stones y The Beatles. Algo les cachaba en ese entonces; yo era de los que pensaba que "hay un tipo, dentro del espejo, que me mira, con cara de conejo", era otra canción peculiar de los Hombres G, tanto como "Sufre mamón" y "me duele la cara", que también resultó ser de otro grupo, Los Inhumanos. Los Hombres G eran harto comerciales; a los Ilegales apenas les daban un chance en la radio y tele. Es que no tenían baladas. Años más tarde entendí no sólo que "cara de conejo" se llamaba "Soy un Macarra", sino que era de Ilegales, nombre que me causaba confusión, pues había un grupo llamado igual, que hacía merengue y te lo metían hasta por la nariz.
De ese concierto se decían muchas cosas, que se convirtieron en leyenda; que los Hombres G se dieron de quiños con los Ilegales, que los fans se sacaron la pugta, que el evento se suspendió. El escenario: la mítica Chorrera, donde también se presentaría Soda Stereo, y que no llegué a conocer. En 1999, mi amigo Luka Stronzy consiguió el video de aquel concierto, grabado por Teleamazonas: Jorge Ilegal tenía pelo. Por fin pude verlos en vivo en 2001, en la Plaza de Toros, que sus administradores ya no alquilan en nombre de una nostalgia que parece chauvinismo: ese día les telonearian Verde 70, pero finamente no salieron. Hace unos días quise ver a Hombres G; me he visto una de sus dos películas; en un viaje colegial de estudios a Manabí en 1997 fue nuestra banda sonora. No pude ir: estaba chiro.


viernes, octubre 20, 2017

Guiones típicos de telenovelas latinoamericanas

Pese al auge de las redes sociales y los nuevos formatos audiovisuales dirigidos por youtubers y podcasters, la telenovela -junto con el reality- continúa liderando la programación del medio de comunicación más tradicional de todos, la televisión.
Destinadas en un inicio al público femenino, con el tiempo se ganaron la atención de la familia entera. Desde historias como Los Ricos también lloran, Simplemente María, Dos Mujeres un Camino, pasando por Gata Salvaje hasta Francisco el Matemático, Pandillas Guerra y Paz y todas las narconovelas de moda, ha sido un desfile de personajes que se convirtieron en arquetipos difícilmente irreconocibles. A continuación, las tramas más típicas:
Mexicana. Ella es pobre, entra de asistente doméstica a una casa, donde se enamora del primogénito aniñado de la familia, quien en realidad resultó ser el hijo de la ama de llaves de la casa, pues resulta que la pelada era la verdadera hija del señor de la casa. De todos modos se casan, son felices, tienen plata, la villana que es la antigua pelada del man o la mamá muere quemada y ¡ah! el mejor amigo del man resulta que también estaba enamorado de la protagonista, quien nunca la paró bola. Y si eso no funciona, alguna narcohistoria.
Brasileña. Durante el viaje de la familia por Europa u otro exótico lugar, la protagonista se enamora de un man, se embaraza, regresa a Brasil, tiene un accidente en auto, se le pierde el guagua quien va a dar en una favela con una familia kgue de risa, se enamora de otro man, recupera a la guagua y el protagonista de la historia termina siendo alguna otra persona.
Venezolana. Él trabaja como publicista y a la vez heredará la fortuna de sus taitas, ella es una chica emprendedora de barrio marginal, se conocen, se bronquean, se embarazan, se le pierde el guagua a quien ve luego camellando con la carita sucia, reencuentran al guagua, se casan, para un efecto de edad el man se deja la barba pero ella sigue igual de hermosa, la villana tiene una muerte horrenda estilo mexicana y el pana enamorado de la protagonista pero rechazado generalmente es un policía.
Argentina. Es un colegio privado carísimo, donde la niña entró becada, se enamora del más pinta del colegio quien además es un gran músico, bailarín o patinador; sus padres resultaron haberse enamorado años atrás entre sí, pero finalmente descubren que toda la plata era de la peladita, quien resultó ser la heredera del abuelo. Todos felices, el pana que también estaba enamorado de la protagonista también consigue pelada, generalmente la ex del protagonista.
Colombiana. Ella es de familia humilde pero se sacó la madre estudiando, él es Ejecutivo de una empresa familiar muy bien posicionada, se conocen en el camello, la empresa titubea, ella la salva mientras enamora al protagonista, quien termina dejando a la novia de su misma posición para quedarse con la profesional, quien también tiene un pana que por lo menos es más un chchs, y se quiere vacilar a las compañeras guapas de su mejor amiga. Añadir a esto por favor que siempre hay una historia secundaria con full inquilinos viviendo en una casa y que deben compartir el mismo baño. Y si eso no funciona, alguna narcohistoria.
Peruana. Él soñaba con triunfar en la tecnocumbia mientras andaba enamorado de una man, triunfa en la música, se casa con la man, le cuernea a la man y cuando le diagnostican cirrosis se da cuenta de que la esposa era el amor de su vida.
Chilena. Es un grupo de panas ya casados, que entran en crisis porque ya se sienten cuchos o porque los guaguas han hecho alguna cagada. Al final terminan todos borrachos o de farra.
Miami. Un mexicano/cubano o mexicana/cubana que entró de migrante a la Yoni y se enamoró de otr@ latin@ que le fue del putas en EEUU y ahora tiene una fortuna comparable a la de cualquier gringo que hizo el "sueño americano"; el villano en general tiene algo que ver con el narcotráfico pero al final triunfa el amor y los abogados de los manes, quienes logran conseguirle la ciudadanía al o a la man. Y si eso no funciona, alguna narcohistoria. Y si eso tampoco funciona, algún remake de novela latinoamericana.
Coreana. Él es heredero de algún importante emporio, ella sólo una talentosa pero común y corriente heroína, jamás se muchan, pero eso sí, lloran un mar de lágrimas él, ella y el amigo de ella que vive en la friendzone del chifa, pero qué estará dispuesto a sacarse los ojos si es necesario.
Ecuatoriana. Alguna historia batracia generalmente ambientada en Guayaquil, con un montón de tipos bailando reggaetón o salsa choque y ya.

miércoles, octubre 11, 2017

10 fotos o posts que nunca damos like


10. Animales violentados
9. Cualquier cosa de Liga de Quito
8. Selfies (bueno alguno sí de vez en cuando, "pero eso es a veces", como dice la canción de Au-D)
7. Gente disfrazada de perro o cuy en Snapchat
6. Ecuatorianos devenidos en argentinos por Messi
5. Gente haciendo "trompita"
4. Machistas mojigatos hechos los santos y hembristas (que no es lo mismo que feministas)
3. Fanáticos políticos, sean conservadores, liberales, derecha, izquierda, religiosos, nacionalistas o "neutrales"
2. Personas violentadas, heridas o enfermas (ni les doy like ni creo les sirva mi "amén")
1. Platos de comida (soketes, hacen tener ganas).

domingo, octubre 08, 2017

Jaime Nebot