martes, febrero 22, 2011

Fausto Viño


Ayer haciendo ‘zapping’ en la tele nacional de repente me topé con que Fausto Miño iba a presentarse en el famoso festival chileno Viña del Mar. Cual novelero que soy me dispuse a ver el festival que se empezó a transmitir en vivo. Anunciaron que el pana Miño iba a participar en la categoría de folklore, yo no sé qué de folklórico tengan los temas de Fausto Miño pero igual ahí le encajaron.

Obviamente no me quedé viendo a los otros cantantes, qué aburrimiento, solo alcancé medianamente a escuchar a una chica que cantaba sobre el deshielo de los glaciares, una canción toda extraña y medioambientalista, más ecológica que el último disco de Radiohead. El jurado votó bajo por esta chica, y bueno yo pensé que si le califican tan bajo talvez el compatriota tenga mejores chances de ganar.

Cuando en eso anuncian a Fausto Miño, el tipo asoma, se pone a cantar su tema más conocido “Baila mi vida”, bailarines van y vienen, Miño sonríe, entre estrofa y estrofa anima al público a bailar, se pega su movimiento clásico de cadera (que con los años al parecer ya ha dejado de ser casi tan robótico como cuando intento bailar salsa en ‘El Aguijón’) y termina sin problemas su presentación.

Inmediatamente el animador del show pide que el jurado vote, tristemente se observan los resultados que iban desde 2, 3, 4 y por ahí una calificación máxima de 5. Y bueno, con esas calificaciones, difícil estuvo que le dieran una gaviota de plata ya que no le alcanzó ni para un canarito de bronce.

Así terminó la presentación de Fausto Miño, a veces las calificaciones son crueles, como en el colegio. Bueno, al menos la Macarena Valarezo sería su consuelo de esa noche. Eso les pasa por no mandar a Delfín Quishpe a concursar, de seguro se traía todos los pájaros de oro, plata y bronce de Viña.
Carlo.

2 comentarios:

David Nicolalde dijo...

jajajajaaja ese pobre....

Anónimo dijo...

bueno... ya con la Macarena qué otra animalón más quiere .... jej je j