jueves, febrero 13, 2014

Inocencia Perdida: 'Nos encanta tocar con bandas de todos los géneros'


Luka Stronzy, vocalista de la agrupación quiteña Inocencia Perdida, desde 1997. En la actualidad, la banda está conformada además por Santiago Bonilla en la guitarra rítmica, Felipe Pesantez en la guitarra solista, Steven Rosero en el bajo y Carlos Chalco en la batería.

¿Cómo ha evolucionado la escena y la música de Inocencia Perdida?
Ha evolucionado mucho en estos últimos años, por ejemplo ahora hay más espacios públicos, sobretodo para realizar festivales relacionados con la movida quiteña; en cuanto a bandas, ha sido muy difícil todavía grabar un disco con una calidad altamente profesional por el valor económico más que todo. Sin embargo, han surgido excelentes grupos que están impulsando la movida metalera en Ecuador, principalmente en Quito. Respecto a Inocencia Perdida, hemos crecido musicalmente en muchos aspectos, tanto en lo instrumental como en lo lírico.
Dices que ahora hay más espacios para tocar, y resaltas que lo le económico continúa siendo una dificultad; sin embargo, Inocencia Perdida no suele cobrar por sus presentaciones... ¿Crees que la solución sería comercializarse más, o que el apoyo económico debería venir de otras instancias?
Con respecto a lo de cobrar yo creo que es una especie de tabú en el Rock Ecuatoriano, ya que muchas bandas aquí en Ecuador no viven de la Música, bandas de metal específicamente, ya que bandas pop o comerciales ecuatorianas tienen más promoción en medios informativos por ser su música "más digerible", por así decirlo.
Sin embargo, hay personas que pagaron más de 200 dólares para una entrada a Metallica...
Con respecto al alto costo de las entradas a Metallica depende mucho del espectro que conlleva una banda internacional de esa talla, creo que muchas personas que pueden solventarse el pagar 200 para ver un concierto está bien, eso no quiere decir que todas esas personas sean roqueros o tipos que veas usualmente en un lugar underground.
¿Pero por qué pagar USD 200 por una entrada a Metallica y no USD 20 por un disco de una banda ecuatoriana? ¿Insinúas que el rock nacional no tiene proyección?
Depende del ojo con el que miras; Metallica es una de las leyendas del rock, en cualquier país la gente se sabe por lo menos un tema o ha escuchado algo de ellos, no por eso desprestigio el valor de una banda nacional, pero pagar 20 dólares por una banda nacional me parece un poco elevado, aquí en Ecuador un disco seria mas factible a unos cinco dólares, dada nuestra realidad económica…la gente gasta sumas extremadamente exageradas para darse un gusto y decir “yo estuve en tal o cual concierto” y ya… también depende de la cultura que lastimosamente tenemos en Ecuador, en donde aún todo nos llega de afuera y nos provoca miedo a crear.
¿Estarías dispuesto entonces, al no ser comercial tu música, a complementar tus ingresos en otras actividades?
Obvio, mi música es algo que me encanta hacer, y sé que de eso no se vive, por lo menos en Ecuador. Todos los músicos que conozco por lo menos tienen una o dos formas de ingreso extra, pero no por ello dejarían de lado su sueño de tocar ante un público, no por dinero más por corazón y ganas.
¿Qué respuesta ha tenido al interior del país la música de Inocencia Perdida?
En estos 16 años de trayectoria con la banda hemos tenido muchos comentarios positivos de gente que ni te imaginarías que podría llegar, un ejemplo son sitios como El Empalme o Loja, donde tuvimos una excelente acogida y donde antes de llegar, mucha gente pedía temas de Inocencia Perdida y cantaba con nosotros. Eso te llena de satisfacción.
Una de las características de tu banda ha sido que casi siempre comparten escenario con bandas de distintos géneros. ¿Crees que aún persista una forma de "racismo musical" en el país?
Inocencia Perdida siempre se ha caracterizado por ser una banda que toca con bandas de todos los estilos o géneros como gustes llamarlo; no nos hemos encasillado ni en el punk ni en el hardcore ni en el metal, y creo que eso ha sido productivo, pues tenemos muchos amigos de bandas de diversos estilos y por ende nos ha beneficiado para tocar en festivales diversos y eso es bueno, ya que no te estancas en algo,  sino que dejas que la música sea más amplia. Así, hemos tocado en conciertos con bandas black, heavy y thrash, y hemos visto como los diferentes aficionados a estos estilos se juntan en un mismo mosh.
Han participado en diferentes ediciones de La Semana del Rock y Al Sur del Cielo. ¿Tienen en mente otros festivales?
Este año contamos con una nueva alineación, y estamos viendo la posibilidad de tocar en la Fiesta de la Música de Cuenca. Tenemos en mente también hacer una gira por Nueva York, ya que nuestro baterista se va seis meses por allá, donde entre otras cosas trabajará en conseguir fechas para representar a Ecuador en algunos bares de la gran Manzana. Para ello también estamos buscando apoyo del Ministerio de Cultura.
¿Hubo algún momento de la banda en que se contempló la disolución? 
En realidad nunca se disolvió la banda, solo algunos miembros abandonaron el grupo por problemas que ellos mismos crearon.
Inocencia Perdida se ha mantenido conmigo a la voz y Santiago Bonilla a la guitarra; de ahí en adelante han venido algunos integrantes que han aportado con nuevas ideas y propuestas, de hecho este año creo que va a ser uno de los mejores, ya que estamos con un nuevo guitarrista, bajista y con un excelente batería creando nuevos temas y buscando internacionalizarnos, esperamos dar el gran salto muy pronto para tocar en festivales como el Quito Fest y el Rock al Parque de Bogotá.
En varias entrevistas has mencionado entre tus influencias a varios cantantes no precisamente de hardcore, sino más bien de heavy Metal como Juan Gallardo de Angeles del Infierno o Manuel Martínez de Medina Azahara... ¿has considerado una carrera paralela como cantante de este estilo?
De hecho mis inicios siempre fueron en el heavy metal, para el próximo año estaré debutando con un nuevo proyecto que dará mucho que hablar. Bien o mal no lo sé, pero gustará a la gente que no está acostumbrada a lo convencional.

No hay comentarios: